Eguzkilore Ver más grande

Eguzkilore

Nuevo producto

Plata de 3 cms aprox.

Más detalles

Este producto ya no está disponible

30,00 € impuestos inc.

Más

Duela milaka urte, gizakia lurra betetzen hasi zela, ez zegoen hilargi ezta eguzkirik ere. Gizakia ilunetan bizi zen, lurretik ateratzen ziren iratxoen beldurrez. Etsita, Amalurrari laguntza eskatzea erabaki zuten. 

Amalurrak hilargia eman zien lehenengo, baina iratxoek eta sorginek berriz ekin zioten gizakia jazartzeari eta hauek berriz jo zuten Amalurrarengana, babes eske. Honek orduan, eguzkia eman zien. 

Gizonak eta emakumeak hala ere, arazoak izaten jarraitzen zuten gauez, orduan Amalurrak esan zien:

-Ondo da, lore bat sortuko dut zuentzat, hain ederra izango denez, ikusten duen gaueko izaki orok eguzkia bera dela irudituko zaio. Amalurrak eguzkilorea sortu zuen eta ordutik gure etxeak babesten ditu, espiritu gaizto, sorgin, lamia, ekaitz eta tximistetatik.

Hace miles de años, cuando la humanidad empezaba a poblar la tierra, no existían ni el sol ni la luna y los hombres y mujeres vivían en constante oscuridad, asustados por los genios que salían de la tierra. Desesperados, decidieron pedir ayuda a la Madre Tierra (Amalurra).

 La Madre Tierra les dio primero la luna, pero los genios y las brujas no tardaron en acosar de nuevo a los humanos que nuevamente acudieron para pedirle ayuda. Ésta entonces, les concedió el sol.

 Los hombres y mujeres seguían teniendo problemas por la noche y entonces Amalurra les dijo:        

-Está bien, crearé para vosotros una flor tan hermosa que, al verla, los seres de la noche creerán que es el propio sol. Amalurra creó el Eguzkilore (Flor del Sol) que hasta nuestros días defiende nuestras casas de los malos espíritus, brujos, lamias, la tempestad y el rayo.

18 productos más en la misma categoría: